Ser mayor y adaptarse a la tecnología digital

Envejecimiento en Europa

vieja_europaCualquier tema que analice el envejecimiento de la población esta trabajando sobre presente y futuro inmediato. Cada vez somos más mayores, cada vez seremos más. Solo en España, las personas de más de 65 se acerca a los ocho millones de personas, millones, lo que significa un porcentaje de población cercano al 18%.

Los cálculos relacionados con el envejecimiento de España son claros, si hacemos caso a los datos de Naciones Unidas, España lleva camino de ser el pais con mayor número de personas mayores, tanto es así que se calculan que en el año 2050, España será el país más envejecido del mundo. Aunque tiene que llover mucho hasta entonces, la cifra es bien clara.

Actualmente la esperanza de vida entre los hombres españoles es de 77,8 años, y la de la mujer es de 84,1 lo que significa que España es ya uno de los países más envejecidos del mundo. Por ello, es normal que de manera creciente nos importe más el tema del envejecimiento, dado que en el futuro vamos a ver un mundo muy diferente, no solo por la cantidad de mayores sino el cambio creciente desde una vejez pasiva a una vejez activa.

La Brecha Digital

Mayores y Brecha digitalUno de los mayores esfuerzos realizados en los últimos tiempos respecto a la vejez, es el de derribar las barreras que impiden esa vejez activa, bien sea las barreras invisibles de los estereotipos, bien sea otras tangibles como las brechas de género o digitales, que es lo que nos ocupa. Hace ya casi 30 años .se dice pronto- que la Unión Europea, a través de un informe llamado en su Informe FAST ya indicaba que junto a la innovación tecnológica, existía un desarrollo social asociado a ello de profunda capacidad de cambio, que podía suponer un handicap realmente importante para aquellas personas que no se adaptaran a dicho cambio. Y es eso lo que llamamos “brecha digital”.

La palabra “brecha digital” nos explica de una manera demás bastante gráfica, la distancia entre aquellos individuos o grupos que tienen acceso a ciertos elementos o herramientas tecnológicas de utilización importante o vital para la vida, y aquellos que no tienen acceso. El término pues, puede ser utilizado en distintas situaciones, pero su resultado final es que aquellas personas incluídas en el lado “carente” de la brecha digital, no solo no tienen acceso a recursos muy ricos ya actualmente, sino que en el futuro podría suponer una carencia grave respecto a cuestiones esenciales. Solo hay que pensar en el momento ya actual de cuestiones básicas como la comunicación con estamentos, o especialmente, por poner un ejemplo del día a día, bancos, muchos de los cuales fuerzan de una manera clara a la utilización única del medio digital para sus comunicaciones.

Aunque a menudo hablamos de la aproximación de los mayores a la tecnología, con ese sentidod e urgencia que supone la “Brecha Digital”, la tecnología es una maravillosa herramienta de intervención con el envejecimiento, desde software para la gimnasia cognitiva, especialmente en loq ue se relaciona con las capacidades de lenguaje, memoria o atención.

La interactividad que permiten estas tecnologías, unido a la capacidad para facilitarnos datos a partir de los cuales analizar y mejorar progresivamente, aportan una riqueza tremenda. Así mismo una de las grandes ventajas es que es escalable a distintos grupos y tipos de estímulos. Además favorecen la interrelación en su condición muchas de ellas (las herramientas) de herramientas sociales, lo cual es un extra maravilloso para contrarrestar la tendencia a la soledad de este periodo en algunos individuos.

updea_icoEn ningún caso hacerse mayor debería significar una pérdida en la comunicación, ni en el acceso a la información, a la cultura, a los viajes y las múltiples facetas de desarrollo para las personas. Prueba de ello son organizaciones que existen por todo el pais dedicadas a este sector de la población, podríamos poner por ejemplo Fundación UPDEA, la organización que fomenta desde un espíritu de calidad y cercanía la comunicación entre mayores, a través precisamente de nuestros mejores instrumentos, la cultura y la formación. Su experiencia nos es muy importante para verificar, que comunicado de la manera adecuada, podemos llegar a múltiples personas en esta edad que participan con una incidencia creciente conforme ven desarrolladas sus posibilidades.

Alfabetización Digital

Alfabetización Digital MayoresNo son muchos todavía los lugares donde el mayor puede enfrentarse con seguridad a la alfabetización digital, igual que no lo son las personas que se acercan a las nuevas tecnologías para usarlas. Pero cuando se acercan a ellas, lo hacen generalmente precisamente con esa intención de alfabetización digital, lo que quieren es conocer y saber manejar esas herramientas, para poder disfrutar esa riqueza de la que permanentemente oyen hablar, y que sin embargo no llegan a conocer.

En general, cuando el mayor consigue superar ese acceso e introducirse en el mundo digital, se dirige hacia el objetivo de conseguir información, sin llegarse a parar en otras posibilidades más relacionadas con el disfrute y el ocio, salvo tal vez los individuos de medios rurales, que por tener más limitados ciertos recursos.

En lo que respecta a formación, los mayores tienden a buscar esa alfabetización en el medio presencial, y especialmente en aquellos lugares con la metodología adecuada y donde el alumnado es aproximadamente del mismo rango de edad, siendo un ejemplo el plan E-Mayores de la anteriormente la citada Fundación UPDEA, en Madrid.

Por último, otro lugar con potencial de crecimiento muy importante es el mundo de Internet, si bien actualmente para la generalidad de los mayores no es tan importante, tal vez por la falta de conocimientos mínimos previos. Esto se deriva del hecho de que, cuando los usuarios se acercan a internet de manera breve, no obtienen una continuidad, pero que sin embargo al enfrentarse a este de una manera prolongada, los usuarios si que consiguen un apego, especialmente en herramientas de comunicación.

Es bastante importante saber que en general el uso de internet por parte de los mayores, es realziado preferentemente en lugares dono_recnologiaspúblicos, como bibiliotecas o centros de mayores. Esto, bien sea por falta de recursos para adquirirlo, desconfianza u otras razones, hace preveer si esos mayores tuvieran la red en casa, haría un mayor uso del que hacen en la actualidad. En esa línea están múltiples organizaciones, que piensan que deberían existir una serie de subvenciones para facilitar el acceso a las herramientas digitales, software y red especialmente por parte de las entidades públicas, que se unan a otras propuestas civiles como pueda ser el plan DONO de Teachsoup Global, dedicado al suministro de equipos y software informático para entidades sociales.

Para finalizar esta introducción a las herramientas digitales y los mayores,  y confiando ampliarlo en futuras entregas, recordar que la vejez de mañana se prepara hoy, y que es importante estar atentos a la digitalización de los mayores, igual que lo seremos en un mañana bastante cercano y real.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *